Fundación ERBACHER » Noticias » Conferencia Sobre Viaje A Perú Y Bolivia

10.11.2014

Conferencia Sobre Viaje A Perú Y Bolivia

Dieter Heinen, quien a sido un miembro del Consejo de la Fundación desde hace cinco años y su pareja Birgit Fecher reportaron de su visita a proyectos de la Fundación ERBACHER con una presentación con fotos en Miltenberg y Hösbach. En el otoño pasado viajaron a Perú y Bolivia.

Dieter Heinen, quien a sido un miembro del Consejo de la Fundación desde hace cinco años y su pareja Birgit Fecher reportaron de su visita a proyectos de la Fundación ERBACHER con una presentación con fotos en Miltenberg y Hösbach. En el otoño pasado viajaron a Perú y Bolivia. Miembros del Consejo de la Fundación obtienen una idea del uso de las subvenciones. AL mismo tiempo, esos viajes sirven para conocer las condiciones especiales de la vida en cada país y para decidir de manera responsable sobre la distribución de subvenciones.   

Dieter Heinen y Birigit Fecher visitaron un proyecto realizado por Caritas Internacional que tiene como objetivo darles perspectiva nueva a la gente en lugar de la extracción ilegal de oro. Muchos de los buscadores de oro viven en la miseria. El ambiente está destruido por practicas de roza y quema y el agua está contaminado por el mercurio. Cesar Ascorra explica a los viajeros: “Más y más campesinos quieren participar en el establecimiento de sistemas de agrosilvicultura. Eso significa plantaciones de fruto del campo, y arboles como por ejemplo el cacao, plátano, mandioca y nueces. El bosque también se reforestará. En consecuencia, se produce humus automáticamente el rendimiento aumenta constantemente. Después de ya varios años, los campesinos siguen entusiasmados y quieren seguir con el proyecto.”

Ahora están implementando una planta de fermentación, disecado y embalaje de su grano de cacao en cooperación con Caritas Internacional. Lo que es más, están contribuyendo a una fábrica de chocolate que fabrica chocolate orgánica de comercio justo a base de su grano de cacao. Para visitar a otro proyecto, Dieter Heinen y Birgit Fecher tuvieron que travesar un puerto de montaña a 4.800 metros de alto. A 1.100 metros de alto en Quebrada Honda hay dos colegios de internos, uno para niños y otro para niñas. Es el único acceso a educación para esos niños. En la mañana atienden a la escuela y en las tardes trabajan de responsabilidad propia en la empresa agrícola de la escuela y así ganan los beneficios para mantener a la escuela. Además de varias plantaciones cultivan naranja. La transforman en jugo y mermelada, lo que embotellan y venden. La cría de ganado como por ejemplo de vacas, cerdos, pollo y conejillos asegura la nutrición variada y sana de los alumnos.    

En Bolivia, Dieter Heinen y Birgit Fecher visitaron dos proyectos más: En el altiplano Andino la gente combate la escasez de agua. Hay partes en donde solo llueve durante cuatro meses al año y algunas veces no los toca más que 350mm. Lluvia torrencial, granizo y nieve raras veces se infiltra en e suelo sino arrastra tierra fértil- En cooperación con Miseror, la comunidad local está construyendo un sistema de agua. La mitad de los gastos los cubren los campesinos mismos. El rendimiento ya se pudo aumentar por un cuarto durante los últimos dos años. Aun está difícil la situación en los pueblos remotos. Solo si el desarrollo positivo sigue extendiéndose se puede posibilitar la existencia permanente de esas culturas bajo las condiciones extremas en los flancos de la montaña.     

Es remarcable que tan verdes son las zonas del proyecto aun la temporada de sequia en comparación a otras inclinaciones de la montaña. Sin las medidas necesarias, esas zonas serían tierra árida y muerte. Los viajeros quedaron muy impresionados por su visita con un campesino quien cultiva varias plantas agrícolas en sus 10 hectáreas de campo, como por ejemplo plátano, naranja, manzana, maíz, mandioca, papa, frijol etc. Por medio de un sistema alambicado de irrigación, cada planta recibe su dosis adecuada de agua.  Cuando le preguntaron porque cultiva tantas plantas el contestó: “Porque es tan bonito.” ?

Dieter Heinen y Birgit Fecher están contentos de haber hecho el viaje a Bolivia y Perú. Les parecieron fascinantes los dos países igual que las cordilleras Andinos. Les hizo feliz encontrar a tanta gente con ánimo, personas que quieren cambiar su situación no obstante circunstancias adversas y algunas que ya lo lograron. “Aquí es donde la semilla del apoyo de la Fundación cae en tierra fértil.”